El “efecto Tortoni”: ¿Cómo recuerdan los mozos todos los pedidos?

La Nación

Facundo Manes habló sobre el experimento neurológico que realizó en el emblemático café de Buenos Aires.

Pueden sentarse en la mesa de a dos, de a cinco o de a diez personas: los mozos del Café Tortoni, aún sin anotar, pueden memorizar a la perfección el pedido.

Años atrás, el neurólogo Facundo Manes fue a tomar un café al clásico porteño junto a una decena de colegas investigadores. El camarero les tomó el pedido a todos sin anotar y, sorprendentemente, no se olvidó de nada. Intrigado, Manes decidió hacer un experimento: ”Lo llamamos ‘The Tortoni Effect’ -o ‘efecto Tortoni’-”, dijo. Y explicó el proceso: ”Vinimos con un grupo e hicimos nuestro pedido al mozo. Cuando se fue, nos cambiamos de lugar. Eso hizo que se confundiera. Vimos que, a través de años de experiencia laboral, los camareros desarrollaban una relación entre la cara de los clientes y el lugar en donde están ubicados. Estudiamos a varios camareros a un laboratorio y descubrimos que, aunque tenían una muy buena memoria espacial, eso no se extendía a otras funciones cognitivas”.

En Perdidos en Buenos Aires, el programa de LN+Iván de Pineda hizo un recorrido por los lugares porteños que más hablan sobre la personalidad de los habitantes de la ciudad y de los argentinos en general. Para eso, tuvo como guías a tres intelectuales que brindaron sus perspectivas: Facundo Manes, Darío Sztajnszrajber y Felipe Pigna.

Perdidos en Buenos Aires se emite todos los viernes a las 23 por LN+.