“Vivir en la pobreza produce un impuesto cognitivo”

El Cronista

El neurocientífico cerró el 10° Encuentro de Líderes. Señaló que la mala nutrición impacta en las conexiones cerebrales, se manifestó en contra de la grieta e hizo un llamado a “volver a aburrirse”.

El neurocientífico Facundo Manes fue el orador a cargo del cierre del 10° Encuentro de Líderes que se realizó hoy en La Rural, donde aseguró que “la mala nutrición impacta en las conexiones cerebrales” y que “vivir en la pobreza produce un impuesto cognitivo”.

En la charla moderada por el Director Periodístico y el Secretario de Redacción de El Cronista, Hernán de Goñi y Horacio Riggi, respectivamente, el neurologo hizo un llamado para que la Argentina “empiece a poner la ciencia como materia de debate en la política pública”.

“Los países desarrollados y prósperos no invierten como hobby en el desarrollo humano, la salud y la ciencia. Son desarrollados porque antes han invertido en la salud, en la educación, en discutir seriamente la pobreza, la ciencia y la tecnología”, afirmó.

Al referirse a la educación, sostuvo que se trató de “la única arma” que tuvo en su vida: “No tenía otras posibilidades”, afirmó. En ese sentido, consideró que en el país se está “perdiendo la diversidad en las aulas y eso impacta en la educación”.

Afirmó a su vez que está “en contra de la grieta porque sirve para ganar elecciones, pero no para lograr la revolución” que necesita el país. “No vamos a salir de la grieta si no hacemos un esfuerzo cognitivo de tener empatía con el otro”, indicó.

Pidió además por un crecimiento económico que “impacte en la calidad de vida de las personas”. “Hay que evangelizar para que la sociedad tome la posta de esto porque no lo va a hacer ningún dirigente político”, evaluó.

Por último, hizo un llamado a “volver a aburrirse, a la introspección” porque explicó “cuando el cerebro no hace nada, hay circuitos que procesan cosas que atendimos cuando estuvimos concentrados”.