La clave está en apuntar al capital intelectual

Diario de Cuyo

Para que una sociedad prospere, no son los recursos naturales, ni la industria, ni el sistema financiero las piezas fundamentales del progreso. La clave está en apuntar en las capacidades y los talentos de los ciudadanos. El neurocientífico Facundo Manes ahondó en este tema y afirma que es fundamental estimular y potenciar a cada persona y a su vez de manera colectiva. Es justamente este el desafío de San Juan, a 455 años de haber sido fundada.  Ya están las grandes obras. Un teatro imponente que nada tiene que envidiar a los mejores centros culturales europeos, rutas y proyectos de interconexiones y hasta diques. Pero el paso clave es entender ahora que el San Juan que necesitamos es el que comience a preparar a la gente que usufructuará estas obras. Tal como lo expresa Manes, hace falta una revolución del conocimiento para producir el verdadero progreso. En este sentido, la inversión en educación es fundamental. A través de las páginas de este suplemento, se podrá acceder a la opinión de distintos especialistas respecto a estos temas.

En una entrevista exclusiva para este suplemento, Manes dice que “la educación, la ciencia y el conocimiento son el único camino hacia una sociedad más justa y próspera”. Por todo esto hay que otorgar valor agregado a los productos, cada vez mayor inteligencia e innovación.

A lo largo de estas páginas, Agustín Ibáñez, el sanjuanino que es doctor en neurociencia y mano derecha de Facundo Manes, explica cómo, en esta provincia de lagos y desiertos, de vides y olivos y de recursos excepcionales, lo ideal es articular lo local con lo global, lo autóctono con lo internacional. Es por eso que hace hincapié en desarrollar una mirada informada, crítica y comprometida, además de la facilidad para adaptarse al cambio, es decir, tener capacidad de resiliencia. Para este sanjuanino, el Gobierno tiene la obligación de pensar la sociedad del mañana, anticiparse a los cambios y apoyar las transiciones. Debe poner el conocimiento y la tecnología en la mano cotidiana de los ciudadanos. El Teatro del Bicentenario es una joya cultural sin precedente en la provincia, que vio la luz en octubre del 2016. Pero a la infraestructura hay que sumarle el capital humano, tanto del lado artístico como en el aspecto técnico. Las funciones del teatro se centran en educar, capacitar y promocionar al escena artística local y no se descarta en un futuro la formación de elencos estables.

Al adentrarse un poco más en el mundo de artístico local, el director de la Orquesta Sinfónica de la UNSJ, Emmanuel Siffert, asegura que en la provincia falta una política de promoción más fuerte para que el mundo conozca lo que se hace acá. Es esencial la existencia de una escuela de música para entender el nuevo paradigma musical. La mega infraestructura musical y artística con la que cuenta la provincia espera con ansias la puesta en marcha de intensas políticas de promoción para ejercer en conjunto el movimiento que permitirá ascender al próximo nivel en materia de formación artística. Otro de los aspectos que toca este suplemento es la economía que viene. La ruta 150 y el paso de Agua Negra, con su futuro túnel, son claves para San Juan y también para la zona inferior de América del Sur, pues servirán para trasladar productos hacia el continente asiático a través del Corredor Bioceánico. Pero una vez que dicho corredor esté completo, las claves para lograr un plus pasarán por dotar a los distintos pueblos y ciudades de infraestructura para aprovechar el flujo o aprobar los planes sanitarios con mercados asiáticos, especialmente con China, para poder exportar alimentos. Así se plantea la aduana del futuro que deberá ser, según los especialistas, con doble cabecera.

Según las proyecciones ideales, una aduana que acompañe la megaobra que significará perforar la cordillera y hacer un impactante túnel debe conformar un complejo que en el mismo lugar permita hacer los controles de salida e ingreso de un país a otro, y viceversa.

En materia de educación, tomada esta como el eje de toda la revolución del conocimiento, San Juan busca su propio rumbo. El impacto ambiental ya se siente también en la oferta académica. En San Juan, la Facultad de Ingeniería lidera con carreras de grado y posgrado. Actualmente en Argentina los profesionales más solicitados son los egresados en carreras relacionadas con ingeniería, ciencia, tecnología y matemática, según datos del Ministerio de Trabajo de la Nación y de consultoras privadas. También se les considera “carreras del futuro” porque serán las que afronten los desafíos ambientales que ya se plantean, como la provisión de energía y de alimentos y el cambio climático, entre otros. Es así que las denominadas “carreras verdes” van ocupando un lugar más importante en las ofertas académicas.

La agroindustria es clave para el desarrollo de esta provincia y hay que apuntar desde las bases de la capacitación. Los nuevos contenidos de las escuelas agrotécnicas apuntan a un perfil profesional del egresado, para que se inserte en el sistema productivo. La implementación de tecnología es un punto a reforzar, según los especialistas que participan de este suplemento.

Es enorme el esfuerzo que depara el futuro para llegar a lograr el San Juan que necesitamos. La revolución del conocimiento es inminente para pegar el salto.