Que de la Manes…

Diario Olé

El neurocientífico dio cátedra en una charla al plantel cervecero. Olé también fue parte. ¡Motivado!
Hay equipos que hacen una diferencia física. Otros, tienen jugadores superdotados técnicamente. Pero hay una cualidad que supera a cualquier otra: la fortaleza mental. En Quilmes entendieron que pueden estar igual de entrenados que el resto, que técnicamente no les sobra nada y, entonces, apostaron a dar un salto de calidad en la cabeza. Para eso, aprovechó el cariño de Facundo Manes, uno de los neurocientíficos más reconocidos del país, por el club y la ciudad y el presidente Marcelo Calello organizó una charla con el plantel y el cuerpo técnico. “Hay que tratar de implementar cómo funciona el cerebro en la alta exigencia. Los protagonistas necesitan resiliencia, saber manejar los miedos, las presiones y entender que, en un juego olímpico, estar en el podio o no, es un tema de capacidad mental”, contó el especialista tras la charla a la que Olé tuvo acceso. De hecho, gran parte de la presentación se basó en la resiliencia, que es la capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas. El ejemplo del Barcelona, que recibió un golpazo en París y después logró fortalecerse y dar vuelta la serie, fue el que más utilizó Manes ante la atención de los futbolistas cerveceros. “Controlando la mente pueden ser mejores jugadores”, explicó en la charla y dio consejos para que el cerebro funcione de mejor manera: dormir bien, cuidar la alimentación y tener buenas relaciones humanas. Destacó la necesidad de formar grupos con líderes que generen empatía, considerando que eso es más importante que las figuras. Y tras contestar algunas preguntas de Adrián Calello y Rigamonti, cerró: “Se puede cambiar la manera que pensamos, y así la que sentimos, para jugar mejor”. Que dede la Manes…

YO DIGO

Marcelo Calello (presidente Cervecero): “Transmitió el poder que tiene el cerebro”

“La posibilidad de que Facundo se acercara al club surgió a través de su hermano, a quien conozco y es hincha del Cervecero. Me sentí muy orgulloso de tener a una persona tan inteligente como Manes en el club. Nos transmitió un montón de conceptos a todos los presentes. Yo leí sus libros y lo admiro. Nació en Quilmes y, a pesar de que no se crió en nuestra ciudad, no se olvida de sus orígenes. Eso habla muy bien de él y también de su hermano. Sobre la charla en sí, dejó en claro el poder que tiene el cerebro y el convencimiento a la hora de una actividad deportiva. Espero que los jugadores lo puedan capitalizar, no sólo para la parte deportiva, que es la que nos compete a nosotros, sino también para su costado humano. De hecho, una buena parte de la presentación tuvo que ver con eso, con la vida del futbo-futbolista después de su carrera. No todos van a llegar a ser Messi y Neymar y se tienen que preparar”.