Facundo Manes, anfitrión de su gala benéfica

Perfil

El titular de Fundación Ineco tuvo gran convocatoria en su comida para recaudar fondos para investigaciones científicas. También entregó sendos premios Cerebro Saludable 2016 a Alberto Fontevecchia y a Mario Bunge.
1029manesmirthasusanaobregongEn la variedad de la convocatoria radica el éxito mediático de este tipo de reuniones. Si encima el saldo final es que el objetivo económico supera las expectativas de los organizadores, la ecuación cierra por todos lados. Esto último, al parecer, sucedió en la sexta gala de la Fundación Ineco ya que sus organizadores se mostraron optimistas con el resultado que les permitirá profundizar sus diferentes investigaciones científicas, programas de becas y demás.

En cuanto a lo primero, es decir, a los invitados, el éxito fue visible. Personajes de la política, empresarios y también aquellos con masividad televisiva colmaron el Yatch Club Puerto Madero. Como en las anteriores convocatorias, se repitió la humorada de afirmar que casi todos los que allí concurren lo hacen para tener un trato más personalizado en caso de convertirse en “pacientes” de su anfitrión, Facundo Manes.

Este neurólogo sabe cautivar cuando habla con entusiasmo y didactismo acerca de la importancia del cerebro y de sus funciones para la vida cotidiana y el desarrollo del ser humano. También genera más precaución que preocupación cuando detalla qué sucede cuándo comienza a fallar y cuán lejos aún estamos de lograr una respuesta y solución a esas fallas. Igualmente, siempre su mensaje final es esperanzador. Y su objetivo primordial es que la sociedad comprenda el valor real que tiene para un país la inversión en la ciencia. Algo que, casualmente, el gobierno nacional parece no tener entre sus prioridades dado el conflicto que provocó  en la comunidad científica nacional la merma que estipuló en el presupuesto de 2017.  “Nuestro premio Nobel Bernardo Houssay decía sabiamente que la Argentina era un país demasiado pobre como para darse el lujo de no promover la investigación científica y el conocimiento original”, dijo Manes en su discurso durante la cena de Ineco. “Repitámoslo una vez más y no nos cansemos de repetirlo: el conocimiento genera sociedades más desarrolladas, más igualitarias, más pacíficas. El conocimiento es el plan más efectivo de lucha contra la pobreza y la exclusión”. Había muchos funcionarios y ministros presentes que, al menos esa noche, escucharon atentos esa frase.

Antes de terminar la cena, Manes entregó el premio Cerebro Saludable: el nacional le correspondió a Alberto Fontevecchia, uno de los fundadores de Editorial Perfil; el internacional a Mario Bunge, quien lo agradeció con un video desde Canadá.