Millennials: cómo piensan los “nuevos científicos”

Infobae

La articulación entre creatividad, cultura y economía son los grandes desafíos para los jóvenes que se perfilan como emprendedores. Los destacados investigadores Facundo Manes y Diego Golombek explicaron las claves de esta nueva generación.Foto infobae cient

La ciencia está en el aire, se encuentra en los avances médicos como también en la generación de una nueva aplicación para la telefonía móvil. Los millennials -jóvenes menores de 30 años- serán los encargados de llevar la tea hacia el descubrimiento, los responsables de generar los grandes cambios en la sociedad del mañana, pero ¿qué deben tener en cuenta?

Comenzar un nuevo proyecto siempre es un desafío. Muchas veces poseer una gran idea no es suficiente, ya que allí se abren múltiples interrogantes que pueden llevar ese embrión a un nuevo nivel o sucumbir en el ostracismo. ¿La idea lo es todo?, ¿Cómo enfrentar el reto? ¿Qué factores se deben tener en cuenta para aumentar las posibilidades de éxito?

Existe una diferencia muy clara entre la creatividad y la innovación: la primera, se asocia a lo lúdico, a la posibilidad de generar algo casi por accidente. La segunda, en cambio, debe tener un fin claro. Hacerlo con un objetivo”, explicó Enrique Avogadro, secretario del área de Cultura y Creatividad del Ministerio de Cultura de la Nación.

Jóvenes innovadores: tres objetivos en uno 

En el Centro Cultural de la Ciencia, el neurocientífico Facundo Manes y el biólogo e investigador principal del CONICET, Diego Golombek, dos de los exponentes más destacados en la difusión científica, reflexionaron sobre las claves que deben tener en cuenta los jóvenes emprendedores.

Destacaron la importancia de llevar adelante trabajos que integren “la economía creativa”, que es el proceso que involucra la generación de ideas y el conocimiento dentro del campo de las industrias culturales.

Infobae2

En el marco del Foro Argentina Creativa, Manes sostuvo que existen tres claves para convertirse en un emprendedor del mañana: “Este tipo de enfoque permite la generación de valores culturales, económicos y el más importante de todos: lograr una sociedad más creativa“.

“Estos tres objetivos siempre se deben tener en cuenta, pero al final del camino se aprecia que se unen, que se complementan. Entendemos que una comunidad más educada, preparada e informada es consciente de sus avances y así logra crecer, tanto en lo social como en lo económico”.

“Tenemos que ser creativos como sociedad porque es lo que le dará valor en el futuro”

Por su parte, Golombek destacó la importancia de convertir a la ciencia en un elemento más de la cultura: “Tenemos un largo camino para trabajar juntos. Es fundamental que los ‘nuevos científicos’ potencien su creatividad para lograr dos objetivos: no aburrirse y contribuir hacia la formación de una sociedad más inteligente y distributiva”.

“Existen muchos experimentos en donde se intenta entender por qué a las personas se les ocurren soluciones de diferentes maneras y otros, en cambio, lo hacemos siempre de la misma forma. La clave es comprender que para tener una buena idea hay que esforzarse mucho, adoptando la famosa regla de las 10.000 horas. Trabajar, trabajar y trabajar, para luego cambiar la modalidad y ser creativo”, agregó Manes.

infobae3

“Aquellas rutinas automáticas que hacemos las desarrolla el cerebro. De él surge la creatividad, que es lo que crea todo lo que gira alrededor de las personas. El acto creativo más trascendente es la memoria y allí la sociedad se va a tener que involucrar para entender los avances de la ciencia”, expresó Manes.

“La ciencia avanza con pasión pero con escepticismo”

Respecto a la crítica de un sector científico, el cual cree que el exceso del uso de la imaginación puede perjudicar a las personas, Manes fue taxativo: “Cuando surgió la imprenta decían que la memoria iba a desaparecer. Eso no pasó. Con la creatividad, ligada a la tecnología, pasa lo mismo: la memoria es un acto creativo en sí mismo y nada va a desaparecer por la aparición de flamantes descubrimientos”.

En una jornada llena de inspiración y con un auditorio colmado por emprendedores, se anunció la primera convocatoria del Concurso Nacional de Innovación Cultural que entregará $200.000 a 20 proyectos que mejoren el acceso de la gente a la cultura. La convocatoria está destinada a emprendedores, desarrolladores, artistas, gestores culturales y estudiantes de todo el país. Los proyectos se desarrollarán con el apoyo de universidades públicas y el Ministerio de Cultura de la Nación.