Manes, con su mujer, en la gala de Ineco

Revista Caras

“Cumplimos 10 años de descubrimientos”.
Maestro de la oratoria, Facundo Manes (45) tiene el don de convertir el discurso de rigor en un entretenido parlamento. Al menos así ocurrió el lunes 2 de noviembre en el Yacht Club de Puerto Madero, donde el prestigioso neurólogo celebró una nueva edición de la comida a beneficio de la Fundación INECO (Instituto de Neurología Cognitiva).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Para tener un cerebro saludable debemos cumplir con todo lo que hace bien al corazón: cuidar el colesterol, la glucemia, comer frutas, verduras y pescado, evitar el sobrepeso y tomar una copa de vino tinto por día”, dijo el investigador y generó risas, un gran aplauso y hasta el brindis de algunos que encontraron respaldo científico a su gusto vitivinícola.
La lista de invitados incluyó a influyentes empresarios, políticos, jueces, médicos y hasta ex deportistas. Nadie quiso perderse el meeting del influyente científico quien, desde la órbita privada y sin el apoyo del Estado, hoy genera más conocimiento genuino que prestigiosas instituciones de América Latina. Entre otros, estuvieron Mirtha Legrand, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, el embajador de los Estados Unidos, Noah Mamet, los empresarios periodísticos, Jorge Fontevecchia, Daniel Hadad y Bartolomé Mitre, el senador Ernesto Sanz, el ex futbolista, Sebastián “La Bruja” Verón y la modelo Valeria Mazza.
“Gracias por acompañarnos en esta misión que también tiene que ver con un proyecto de país, que es generar conocimiento original desde estas latitudes. Empezamos hace solamente diez años y el objetivo era estudiar el funcionamiento del cerebro con el método científico y en forma interdisciplinaria. El conocimiento en la actualidad se genera en forma interdisciplinaria, ya no hay más Einstein, Pasteur, Leloir o Houssay. Yo estoy acá porque represento un equipo. Ya nadie genera nada solo”, sentenció Manes frente a sus agasajados.
Otro de los aspectos que destacó para preservar el cerebro es mantener una activa vida social. “La soledad mata. El cuarenta por ciento de las personas se sienten solas. El aislamiento social es un factor de mortalidad más importante que el tabaquismo y el alcoholismo. Tenemos que estar conectados como estamos hoy”, recomendó el científico. Desde una de las mesas principales, dos de los invitados hicieron la tarea y ya no están más solos: el empresario del agro conocido como “el rey de la soja”, Gustavo Grobocopatel, y la periodista, Cristina Pérez, quienes aprovecharon la ocasión para oficializar su reciente noviazgo. “Es un momento feliz en mi vida porque estoy enamorada de un hombre maravilloso. A él no le gusta que le digan ‘rey de la soja’ y a mí me gusta más cuando le dicen que es como un ‘Steve Jobs de la agronomía’, porque Gustavo es una persona que aplica el conocimiento, que está todo el tiempo en actitud de observación ante la vida, ante lo que el llama ‘los ecosistemas del conocimiento’ de las personas, de lo que se puede aprender en contacto con los jóvenes”, dijo la conductora del noticiero de Telefe.
Así como el año pasado el neurólogo distinguió a Mirtha Legrand con el premio al “Cerebro Saludable”, en esta nueva edición el título le correspondió a un hombre: Alberto Cormillot. “Los adultos que aprenden algo nuevo generan más conexiones neuronales que un joven que aprende algo nuevo, así es que no hay que hacer más de lo mismo, hay que interactuar con otras disciplinas y tener desafíos mentales. Hay que tener un propósito en la vida. Las personas optimistas y con un propósito en la vida, viven mejor”, expresó Manes, y dejó un mensaje para la Argentina que viene: “Tenemos que trabajar en equipo y mirando a largo plazo. Ver en la diversidad de opiniones una virtud y no un problema”.