“Argentina debe apostar a la sociedad del conocimiento”

Diario UNO
Por Patricia Losada

Para lograrlo hay que erradicar la pobreza y la desnutrición es proteger el cerebro, dijo el neurólogo Facundo Manes. El gran desafío: mejorar la calidad educativa es uno de los factores que ayudan a lograr una mayor inclusión y riqueza.

manes.jpg_35960795Facundo Manes rompió la solemnidad del mundo académico  con una advertencia: “Del sueño sabemos algunas funciones y una de ellas es la de consolidar la memoria. Cuando uno duerme poco, atendemos menos. Si cometo algún error es porque anoche dormí sólo 3 horas”.
Con esta frase el neurólogo master en ciencias en la Universidad de Cambridge, Inglaterra (PhD in Sciences),  creador y director de Ineco (Instituto de Neurología Cognitiva) y del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro, comenzó su disertación “El cerebro humano y el valor del conocimiento” ante más de mil personas que desbordaron la capacidad de la Nave Universitaria (Maza y España, Mendoza).
“La educación protege al cerebro”, disparó ante un público callado, respetuoso y ansioso de escucharlo.

Escuela pública

Como en varias oportunidades, el  neurólogo, que vendió 300 mil ejemplares de su libro Usar el cerebro, dijo que Argentina debe retomar como una prioridad la calidad de la educación. Y recordó a una generación de argentinos que construyeron la escuela pública como una herramienta válida para la educación. “En 1879 esa generación se encontró con una población donde había 78% de analfabetos. En 1947 Argentina tenía sólo el 13% de analfabetos”.
Él llamó a ese proceso como una revolución del conocimiento y planteó como desafío elaborar un proyecto  de país que apueste a la sociedad del conocimiento. “Para lograrlo hay que erradicar la pobreza en la Argentina, porque genera un impacto negativo en el cerebro, difícil de revertir. Al cerebro hay que cuidarlo”.
Otro de los puntos a tener en cuenta para lograr entrar en esa sociedad del conocimiento es mejorar la calidad educativa, que los docentes puedan generar valor agregado a la información que los chicos reciben desde diferentes soportes tecnológicos. Y también apuntó a los empresarios, a que aporten también un valor agregado en sus empresas.
“Hay que esforzarse por tener una sociedad que estimule el conocimiento, adquieran habilidades que permitan sobrevivir en el futuro.  Los trabajos dentro de 50 años cambiarán y serán diferentes a los de ahora. Si no nos preparamos quedaremos excluidos de todo”, sentenció.
“Argentina debe volver a ser el referente intelectual  y social de América Latina. Hoy la diferencia entre un país desarrollado y otro no desarrollado es el conocimiento. Nosotros todavía tenemos una clase media intelectual que tiene valores y todavía marca diferencias con países de la región”, dijo el neurólogo.

Un próximo libro

Manes ya está trabajando en una segunda publicación, que saldría a fines de año.  “Es un libro más provocativo que Usar el cerebro. La idea es ver si se llama Cerebro argentino y esto tiene que ver si en realidad hay un sesgo mental colectivo que nos hace vivir por debajo de nuestras posibilidades”.
Destacó que Argentina tiene condiciones de ser un país desarrollado pero no lo somos.
“Somos resilientes, creativos, flexibles pero quizás debamos aprender a trabajar en forma más colectiva y a largo plazo  para que por fin nos apasionemos por el futuro, que es el conocimiento, la educación de calidad, la generación de habilidades para un mundo moderno “.

►Presentes. Manes fue invitado a disertar por el Centro de Asuntos Globales dirigido por José Octavio Bordón y la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo (decano Pedro Esteves y vicedecano Fabián Cremaschi). También participaron en el debate los psiquiatras Benigno Gutiérrez y Osvaldo Voloschin, entre otros.

Textuales

-“Todos tenemos potencial creativo. Pero es fundamental una preparación, obsesionarse con una idea y luego relajarse. Para crear hay que estar un poco loco”

-“Tenemos que pensar a largo plazo. Luchar por el país que queremos.    Luchar activa áreas del placer, de esa manera hay futuro y la pasamos bien”

-“Hoy el conocimiento se genera en equipo, es colectivo. Cuanta más empatía tengamos mejores éxitos tendremos. No debe haber una sola voz, sino varias”