Facundo Manes dio sus 10 consejos para mantener el cerebro joven y sano en el hospital Garrahan

Garrahan

El reconocido neurocientífico disertó para los trabajadores del Hospital Garrahan sobre el estrés, la memoria y la forma de mantener un cerebro joven y sano. Fue en el marco del ciclo “Charlas con expertos: 100 consejos para vivir mejor”.

Facundo Manes Garrahan16-07-15

Ante el Aula Magna del Hospital Garrahan desbordada de público, el reconocido neurocientífico argentino Facundo Manes dio una charla de una hora en donde explicó por qué es común tener problemas de memoria y cómo el olvido también es un proceso fisiológico necesario; se refirió al estrés que genera trabajar en un hospital pediátrico de alta complejidad y advirtió sobre el daño cognitivo si se transforma en estrés crónico. Y también dio diez consejos, fáciles de aplicar, para mantener el cerebro sano y joven.
“Se puede llegar a 100 años o más con las funciones cognitivas en perfecto estado. El Alzheimer no es un sinónimo de envejecimiento. Hay muchas cosas para reducir la posibilidad de daños cognitivos, conductas que pueden ayudar a reducir el deterioro”, afirmó Facundo Manes, quien también es el autor del best-seller “Usar el cerebro”, creador del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO) y rector de la Universidad Favaloro.
Manes destacó, en primer lugar, al estrés como uno de los factores más importantes a tener en cuenta para tener un cerebro joven y sano. En el caso particular de los trabajadores del Hospital que escuchaban la charla -médicos, enfermeros, técnicos, administrativos, entre otros- resaltó el hecho de que un tercio de la vida se la pasa en el trabajo y que trabajar en un lugar como el Garrahan genera, sin ninguna duda, estrés.
Pero “el estrés el algo normal, es una respuesta fisiológica normal, si yo mañana tengo que entregar un trabajo, si estoy bajo presión es lógico que sienta estrés. El estrés por un estímulo concreto no es un problema”, dijo Manes y aclaró que “el verdadero problema es el estrés crónico que atrofia el hipocampo”, una de las principales estructuras del cerebro humano que interviene en la consolidación de la memoria. “El estrés crónico produce atrofia de ciertas áreas cerebrales, pero la buena noticia es que cuando este estrés se revierte el hipocampo vuelve a crecer”, afirmó.
El neurocientífico aseguró que, actualmente, la enfermedad del cerebro -entre las que incluyó ansiedad, estrés crónico, depresión, hiperactividad- es la principal causa de discapacidad en el mundo y baja el rendimiento cognitivo, causa más estrés y genera falta de atención, lo que conlleva a que todo el mundo tenga problemas de memoria. “La memoria tiene tres etapas: la atención (uno no puede recordar nada que no atiende), la consolidación (sin atención no hay consolidación de la memoria), y la evocación (que no puede realizarse si no hubo consolidación)”, destacó Manes.
“El problema es claramente el estrés físico, cerebral, pero quiero que entiendan que hay mucho para hacer y que no nos educan en la universidad para procesar nuestras emociones y todo este estrés que no estamos preparados a enfrentar”, aseveró y explicó que “uno no puede cambiar la realidad, ni las emociones que esa realidad dispara, lo único que podemos cambiar y trabajar es cómo reaccionamos a esas emociones”.

Tras estas consideraciones, Manes dio sus 10 consejos para mantener un cerebro joven y sano:
1. Realice actividad física: produce y favorece nuevas conexiones cerebrales, evita la atrofia del hipocampo y genera su crecimiento, es un buen ansiolítico y un buen antidepresivo, refuerza el pensamiento creativo.
2. Tenga una dieta saludable: hay que evitar el sobrepeso, cuidar la glucemia y el colesterol, evitar la hipertensión arterial; comer saludablemente porque todo lo que hace bien al corazón, hace bien al cerebro.
3. Cuide y controle su salud: es clave para tener un cerebro saludable realizarse los chequeos clínicos anuales adecuados.
4. Desafíe a su mente diariamente: aprender algo nuevo, algo que nos cueste, un idioma que no conocemos, un tema que no conocemos, un instrumento; aprender algo que nos apasione; crear una reserva cognitiva, con mayor educación, mayor actividad intelectual, que protege el cerebro ante un daño; también tener un mantenimiento cerebral siempre: no jubilarse intelectualmente nunca de lo que nos apasiona.
5. Tenga una vida social activa: la soledad es un factor de riesgo de muerte, la gente aislada se muere 10 años antes; somos seres sociales y la vida social protege nuestra salud; también el optimismo es un factor de protección cerebral.
6. Evite malos hábitos como el alcohol y el tabaco: el alcoholismo produce daño directo en la mielina, el tabaco produce enfermedad cardiovascular.
7. Proteja la cabeza de lesiones: por ejemplo, el cabezazo en el fútbol produce micro contusiones que pueden llevar al deterioro cognitivo.
8. Buenos sueños: el sueño es clave en la vida, un tercio de ella se la pasa durmiendo; el sueño consolida la memoria, modula la respuesta hormonal e inmunológica, es un proceso fisiológico activo en el que el cerebro trabaja muchísimo.
9. Meditación: es una terapia contra la ansiedad, en la meditación se transforma el cerebro, baja la actividad cerebral.
10. Nunca es demasiado tarde: hay que vivir hasta el último día de la vida apasionados de lo que hacemos.