¿Qué pueden aportar las neurociencias a la política?

Infobae

Todas las decisiones racionales y emocionales en el campo político están reguladas por el cerebro. ¿Qué elementos influyen a la hora de elegir a un candidato?

Todas las decisiones que se toman en la vida están reguladas por el cerebro. Y las decisiones políticas no son la excepción. El prestigioso neurólogo y neurocientífico argentino Facundo Manes, creador del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO) y del Instituto de Neurociencias de la Universidad Favaloro, interviene con “Cerebros en red”, en busca de explicar cómo funcionan las emociones dentro del campo político.
Ahora bien, ¿qué pueden aportar las neurociencias a la política? “Mucho, porque tanto nosotros como los líderes tomamos decisiones racionales y emocionales todo el tiempo”.
En una investigación que se realizó durante la campaña presidencial de Estados Unidos en 2004, examinaron mediante un resonador funcional a fanáticos republicanos y a fanáticos demócratas mientras veían discursos de George W. Bush (republicano) y John Kerry (demócrata). En estos discursos, ambos candidatos se contradecían con sus propios dichos previos.
Los republicanos fueron tan críticos de Kerry como los demócratas de Bush, y ambos grupos fueron benévolos con su propio candidato. Los resultados revelaron que las áreas racionales del cerebro se mantuvieron sin demasiada actividad, mientras que las áreas realmente activas fueron las relacionadas con el procesamiento emocional.

0012742354

“Hoy sabemos que este tipo de decisiones involucra la activación de áreas racionales y emocionales con prevalencia de estas últimas”.
Un psicólogo de la Universidad de Emory, Estados Unidos, Drew Westen, sostiene que hay tres factores claves en la decisión de un votante:
-Los sentimientos hacia el partido
-Los sentimientos hacia el candidato
-Los sentimientos hacia las ideas que ofrecen

Westen afirma que los demócratas gobernaron menos que los republicanos en las últimas cinco décadas porque estos creen que la gente vota fundamentalmente de manera racional.
“Esas son evidencias de que muchas de nuestras decisiones no son racionales ni computacionales sino que están influidas por la emoción y esto se aplica al campo político”.
La serie “Cerebros en red” propone ir develando estos enigmas con información, estadísticas y documentos exclusivos acerca del funcionamiento del órgano más fundamental de nuestro cuerpo. Seguilo todas las semanas en los micros Tendencias de Infobae.