“La neurociencia va a cambiar toda nuestra forma de vida”

Tiempo

El neurólogo argentino, autor de ‘Usar el Cerebro’ demostró por qué es el científico más convocante del país. Con su didáctica característica explicó a un Auditorio lleno una de las ramas más complejas y revolucionarias de la ciencia.

f620x0-186595_186613_0

Facundo Manes mantuvo la atención del público durante toda su disertación.
Facundo Manes llegó a la provincia y convocó a una multitud de curiosos que quieren entender el órgano más fascinante del cuerpo humano: el cerebro. En su charla, dirigida al público en general y en un tono simple y didáctico explicó cómo las neurociencias están cambiando todo los sectores de la vida humana, desde la educación a la economía, pasando por las leyes, la filosofía y la organización social.
Manes estaba invitado por el Sanatorio Argentino y la convocatoria ante el público sanjuanino fue un éxito, ya que el Auditorio estaba completo y algunas personas escuchaban la disertación de pie. Ante este marco de público explicó que los avances de la ciencia en el conocimiento del cerebro han logrado “en 20 años, conocer más de este órgano que en toda la historia de la humanidad”.
Este nuevo conocimiento, según explicó, va a modificar profundamente la sociedad. Sobre el impacto en la educación, Manes aseguró que “ahora sabemos que sólo se aprende desde la motivación y el ejemplo” y agregó que gracias a estos conocimientos los neurocientíficos pueden ayudar a los educadores a mejorar su labor. “Pero esto no significa que es algo unilateral” agregó, “porque nosotros podemos aprender también de los maestros y su espacio de trabajo, es un trabajo conjunto”.
El neurólogo también habló de cómo funciona el “cerebro de los argentinos”. Sobre esto, aseguró que los argentinos se caracterizan por la solidaridad y la creatividad, pero que por otro lado debe mirar más hacia el futuro. “Está bien mirar el presente y el pasado, pero ahora tenemos que hacer crecer el capital mental y proteger a los cerebros vulnerables, afectados por la pobreza y la baja calidad educativa”.
Por otro lado el científico lanzó también un alerta hacia el estrés crónico y los hábitos que afectan la salud de la mente. “Vivimos en una sociedad que nos genera estrés crónico” y contó que una de las peores costumbres de la vida moderna es la reducción de horas de sueño “dormimos mal y eso afecta nuestras capacidades cognitivas”.