Las patologías neurológicas fueron el centro de debate en el 4° Simposio de Neurociencia

Télam

Los avances en tratamientos de las enfermedades neurológicas y psiquiátricas más prevalentes en la actualidad, como el Alzheimer, Parkinson y la epilepsia fueron debatidos en el encuentro que se realizó en la Ciudad de Buenos Aires con expertos de todo el país.

“En los últimos años avanzó muchísimo el tratamiento para mejorar la calidad de vida del paciente de Parkinson con técnicas para mejorar la parte motora, hay nuevas técnicas para estimular la memoria frente al Alzheimer y nuevas drogas para la esclerosis múltiple”, aseguró el neurocientífico rector de la Universidad Favaloro, Facundo Manes, en diálogo con Télam durante el simposio en el Alvear Art Hotel, en el centro porteño.
En el caso del Alzheimer, destacó que en la actualidad “se puede detectar en forma prematura, 10 años antes que hace una década”, y remarcó la importancia de la actualización de estos avances por parte de los especialistas.
Manes realizó la apertura junto con Alfredo Thomson, director médico del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro, del 4°Simposio de Neurociencia de la Fundación Ineco bajo el lema “Presente y Futuro en Neurociencia: nuevos enfoques, nuevos tratamientos”.
El neurocientífico precisó que las enfermedades neurológicas y psiquiátricas “son actualmente una epidemia en el mundo, y el problema son los pacientes” y “los familiares, que son los que cuidan al paciente y son los `otros` enfermos, porque en ellos hay ansiedad, depresión, aumento de psicofármacos, estrés, ausencia laboral”, dijo.
En este marco, resaltó que “muchas enfermedades neurológicas y psiquiátricas están aumentando por el hecho de que la gente vive más”, y se hace necesario “como sociedad que investiguemos, ayudemos a los pacientes y también a los colegas”.
Thomson también hizo hincapie en la necesidad de “tratar de seguir disminuyendo el estigma que hay sobre las personas con epilepsia, la discriminación para acceder al trabajo o a la educación, tanto acá como en todo el mundo”.
Asimismo, dijo que la Liga Internacional contra la Epilepsia  “plantea que a partir de ahora uno puede definir y tratar a alguien a partir solamente de una crisis epiléptica, cuando hace uno o dos años se requerían dos crisis para tratar a la persona”.
Aclaró que el diagnóstico de la epilepsia “es por síntomas, no por electroencefalograma o resonancia”, aunque es necesario tomar las alteraciones que aparecen en estos estudios.
Thomson reveló que “no existe más el concepto de epilepsia que había antes, de que era una enfermedad de los chicos, la epilepsia empieza con una crisis en cualquier momento de la vida”.
En este sentido, aseguró que “hay dos momentos que son más prevalentes, uno es el primer año de vida y el otro, que es mucho más frecuente, que se da a los 60, 61, 62 años”.
Con respecto al tratamiento de la epilepsia, manifestó que “actualmente hay 21 drogas y está la cirugía, que demostró ser eficaz para curar la enfermedad”.
El experto señaló que en la actualidad siete de cada 10 personas que tienen epilepsia, no sufren convulsiones y hacen una vida normal, y hay un 30 por ciento que a pesar de la medicación continúan con las crisis, y de este porcentaje entre el 12 y 15 por ciento se puede operar y curar, algo que se realiza en Argentina al igual que en los principales centros del mundo, desde 1996.