A sala llena, Manes cerró el ciclo Invierno Planeta

Facundo Manes presentó su libro en el Hotel Llao Llao en Bariloche.

Presentación de “Usar el cerebro” a sala llena en el Hotel Llao Llao en Bariloche.

Diario Bariloche 2000

Por Soledad Anselmi

La última presentación del Ciclo de Escritores Invierno Planeta en el Llao Llao, que se desarrolló en Bariloche con el auspicio del Banco Hipotecario, estuvo a cargo de Facundo Manes y Mateo Niro, presentando su libro “Usar el Cerebro. Conocer nuestra mente para vivir mejor”.
Tras las exitosas presentaciones de Felipe Pigna, con su libro “Al gran pueblo argentino, salud”; Alfredo Zaiat, autor de “Economía a Contra Mano”, y Gabriel Rolón, con sus “Historias Inconscientes”, nuevamente el elegante salón del Hotel Llao Llao se vio desbordado por un público que por una hora y media siguió atentamente a los disertantes. Entre ellos, se contaba el Gerente de Relaciones Institucionales del Banco Hipotecario, Javier Varani, patrocinante del evento.
Como en todas las presentaciones, el periodista Nino Ramella fue el encargado de mediar la charla de los escritores con el público. Luego de una breve presentación, invitó a los autores a tomar sus lugares al frente del auditorio y comenzar con su presentación. Ramella dio la posta de la charla a Mateo Niro, Licenciado en Letras y co-autor de “Usar el Cerebro” junto al neurocientífico Facundo Manes. Excusa para plantear una de las características más importantes que destacan estos profesionales al hablar de esta ciencia en particular, como es la interacción con otras disciplinas que se “preguntan las mismas cosas”, como por ejemplo qué es la conciencia, el libre albedrío, el liderazgo, las emociones, la memoria, la fe, entre otros temas. En este sentido, el especialista en literatura afirmó que el libro intenta ser una especie de “diálogo, que tiende puentes entre las distintas ciencias y busca generar nuevas preguntas”, y en la conjunción entre el enunciado acertivo de las ciencias duras y el más ambiguo y libre del artístico, es que se recorre este camino hacia el conocimiento. Es por ello que, en cada capítulo del libro, los grandes cuestionamientos que se plantean en sus páginas están acompañados por fragmentos de reconocidas obras de la literatura universal, citando a autores como Cervantes, Wilde, Kafka, Lugones, Arreola y Poe entre muchos otros.
Luego siguió la gran pregunta, ahora dirigida a Manes: ¿qué son las neurociencias? “Es la ciencia que estudia al cerebro humano”, comenzó el científico, para aclarar inmediatamente: “Pero no en un sentido reduccionista, sino abierto a interactuar permanentemente con otros conocimientos”, a lo que agregó: “Todo lo hacemos con el cerebro y por ello la neurociencia no puede cometer el gran error de caer en la soberbia de creerse ‘la’ ciencia”. Además, “el cerebro humano es el único órgano que tiene el gran desafío de estudiarse a sí mismo”, planteó este divulgador reconocido internacionalmente, que ubica al conocimiento y a la educación como los pilares del futuro de nuestra sociedad.
“El mundo está apostando a la neurociencias”, afirmó Manes, y relató su “locura” de soñar la creación de un instituto de vanguardia en la Argentina cuando volvió en el 2001, “al estilo de lo que fue el Instituto Di Tella, que fue de vanguardia para las artes”. Logró así dar forma al Instituto de Neurología Cognitiva, INECO, experiencia que se ha replicado generando otros institutos en la ciudad de Rosario y en otros países como Chile y Colombia. “En el 2005, cuando renuncié al FLENI, a los 35 años, para embarcarme en formar este polo de conocimiento de las ciencias cognitivas -porque en el país había excelentes profesionales, y sólo había que encontrarlos en un lugar para estudiar el cerebro, pero no sólo en sus enfermedades, sino en cómo tomamos decisiones, cómo nos enamoramos, cómo odiamos, cómo memorizamos, cómo olvidamos, en definitiva, el cerebro normal-; cuando anuncié esto, a muchos les pareció una locura. Pero se los cuento para hablarles de creatividad, porque para ser creativos hay que ser un poco locos”, afirmó. Con la pasión puesta de manifiesto por su profesión en cada concepto, Manes recorrió diversos temas como la estigmatización del error, la importancia del olvido y de las emociones como mecanismos de defensa de nuestra psiquis, el cuestionamiento al libre albedrío, la biología del amor, la miopía del futuro, la inteligencia colectiva, el impacto de las nuevas tecnologías en la mente, la influencia de la multitarea para la concentración y el cerebro, temario que luego se amplió con las preguntas del público.
Por último, ambos disertantes pusieron hincapié en un concepto fundamental para ellos como es la neuro-educación, manifestando que “la revolución educativa va a pasar por la relación docente-alumno. Hoy tenemos que reclamar por el conocimiento, como en el ’83 se reclamó por la democracia”, afirmaron quienes también plantean que, para ello, debe haber cerebros bien nutridos, para que el conocimiento fructifique. “El mundo actual es el conocimiento, la pobreza no desaparece sólo con el progreso económico. El mayor capital de un país es el conocimiento de la gente, generando proyectos que trasciendan nuestra vida biológica, como fue la visión de la generación del ’80, que ellos no pudieron ver, y los trascendió. Como yo, muchos de los que estamos acá somos producto de la educación pública; por eso digo que no hay que frustrarse, porque lo más importante es la lucha y no los resultados”, sostuvieron.

Un ciclo exitoso

Finalizada la charla, y mientras los autores firmaban los numerosos ejemplares que les acercaban los asistentes, Javier Varani, Gerente de Relaciones Institucionales del Banco Hipotecario, agradeció la posibilidad de realizar estos encuentros en Bariloche, a la que definió como “una plaza donde tenemos historia y ahora tenemos futuro”. Varani señaló que “vemos absolutamente superadas las expectativas del Ciclo Invierno Planeta en las cuatro presentaciones, que hasta superaron en audiencia la capacidad del Llao Llao para recibir a los participantes, de modo que estamos muy contentos”. Este ciclo se realiza desde hace 17 años en Mar del Plata y Pinamar, y se ha replicado con éxito en otras localidades como Rosario, Salta y Bariloche. El auspiciante destacó la apuesta de Marcelo Franganillo, productor general del evento que, junto con la editorial Planeta (www.editorialplaneta.com.ar), acerca a los escritores al lector, y agradeció a la comunidad de Bariloche, a las autoridades municipales y a los medios de comunicación por haber apoyado esta propuesta.
El ciclo fue declarado de Interés Cultural  por la Municipalidad de San Carlos de Bariloche y tiene el patrocinio del Banco Hipotecario, una organización contemporánea, inclusiva y socialmente responsable que, desde sus inicios, ha facilitado el acceso a la vivienda a millones de familias argentinas.
Invierno Planeta en el Llao Llao cuenta con la Producción General de Franganillo / Comunicación (www.franganillo.com.ar; @FranganilloCom). Las charlas fueron moderadas por el periodista Nino Ramella.