Utilizarán un software para detectar enfermedades psiquiátricas

Diario Registrado

El Departamento de Computación de la UBA y el Instituto de Neurociencia Cognitiva (INECO) trabajan en un software que asistirá al médico psiquiatra en el diagnóstico temprano de enfermedades.

Microsoft acaba de reconocer con una beca de 100 mil dólares a Diego Fernández Slezak, del Departamento de Computación de la UBA, al considerar que su desarrollo sobre la inferencia de patologías mentales a partir de un software, es uno de los siete que este año “tienen el potencial para resolver algunos de los problemas sociales más apremiantes”.
Hasta septiembre, Diego Fernández Slezak es el director del Departamento de Computación de la UBA, pero de allí en adelante dejará el cargo para dedicarse de lleno a indagar en la “Inferencia de cómputo humano a partir del análisis automático de textos”, tal el título del trabajo por el que fue premiado por la compañía.
Por el momento, lo que hace junto con los estudiantes de doctorado a los que dirige, es analizar las señales que produce el cerebro al realizar distintas actividades, desarrollar videojuegos que estimulen la actividad cognitiva de los chicos y, fundamentalmente, crear un programa que permita que una computadora analice textos con fines médicos, según publica el diario Tiempo Argentino.
“Hay toda una rama de estudio que se llama Procesamiento del Lenguaje Natural (NLP, por sus siglas en inglés) que trata justamente de ver cómo le decís a la computadora que mida en un texto cosas que son en principio abstractas”, señala el investigador.
Su investigación actual comenzó en 2011, cuando con cuatro compañeros lograron descifrar un mecanismo para medir cuantitativamente la “introspección” de textos que tenían miles de años para poder compararlos con otros producidos en el siglo XX y probar, de esta forma, una tesis del psicólogo estadounidense Julian Jaynes: que la capacidad reflexiva de los textos crece con los años.
Médicos de Columbia (Estados Unidos) leyeron los resultados de su trabajo y los contactaron para pedirles si podían hacer algo parecido con las entrevistas de unos pacientes con los que diez años antes habían experimentado la influencia de la ingesta de éxtasis y metanfetaminas.
Así estudiaron los efectos posibles de esas drogas y crearon el programa. El resultado al que llegaron es que en el discurso de las personas bajo los efectos del éxtasis hay mayor presencia de alusiones al dinero, al amor y empatía. También notaron, por ejemplo, que la verborragia aumenta con la metanfetamina.
Finalmente, profesionales del Instituto de Neurociencia Cognitiva (INECO), dirigido por Facundo Manes, se pusieron a trabajar con el equipo de la Facultad de Computación de la UBA en la confección de un programa asistente al médico psiquiatra, proyecto todavía está en desarrollo.
Pero Fernández Slezak se permite aventurar: “Imaginate un psiquiatra sentado en su consultorio, entra un paciente y habla hasta que llega a un diagnóstico. Generalmente además le hace un test para ver si el diagnóstico es más o menos certero. Lo que nosotros estamos tratando de hacer es una herramienta más en ese sentido”.
Es decir: “El texto de la entrevista se puede desgrabar para luego procesar y que te diga, por ejemplo, de qué tiene pinta ese discurso para que el psiquiatra luego evalúe.”
En la actualidad, dice Tiempo Argentino, los equipos de la UBA y del INECO se están juntando para compartir conocimiento, decidir qué patologías estudiar y en qué grado de severidad, y ver cómo avanzar en la programación. Luego deberán presentar un protocolo ante un comité de ética con reconocimiento internacional y, una vez que tengan el aval, podrán empezar a testearlo.