Facundo Manes, a sala repleta

Mateo Niro y Facundo Manes.

SALTO, Junio 19 (www.SaltoCiudad.com.ar) Más de 600 personas se acercaron al Colegio San Martín el miércoles por la tarde con el objetivo de asistir a la presentación del libro “Usar el cerebro. Conocer nuestra mente para vivir mejor”, escrito por el reconocido neurocientífico que vivió su infancia y adolescencia en Salto, Facundo Manes y el licenciado en Letras y escritor Mateo Niro.

El patio del Colegio San Martín, institución donde Manes hizo sus estudios, se había convertido en un gran teatro con más de 500 sillas dispuestas, que no alcanzaron para cubrir a todas las personas que asistieron. Por lo tanto, muchas escucharon a Manes desde los balcones del segundo y tercer piso. Había docentes, alumnos, jubilados, políticos y funcionarios.

En la primera fila ocuparon los lugares reservado el intendente Oscar Brasca; el secretario de Gobierno Alberto Pérez; la concejal Griselda Mestrallet; la consejera escolar Dana Vai, y el consejero escolar Omar Mangini.

En distintos lugares de la sala, también estaban Carlos Pérez y Daniel Arimay (CAS); Fernando Degreef (GEN); Raúl Garavano y Claudia Colella (UCR) y jóvenes militantes del partido radical. La gran sorpresa fue la aparición sobre la hora del presidente de la UCR, y senador Ernesto Sanz, quien vino a acompañar a Manes, luego de haber participado de un extenso debate en el Senado sobre los fondos buitre.

De esta manera, unos minutos antes de las 19, Facundo Manes y Mateo Niro se hicieron presentes, y los aplausos colmaron la sala. Haydeé Montejano, directora de la Unidad Académica fue la responsable de presentarlos. Luego, durante una hora, Manes habló sobre su libro, que figura en la lista de los libros más vendidos del año en nuestro país en el género no ficción puesto que en dos meses vendió 85 mil ejemplares, y pronto llegará a los mercados de Chile, Uruguay, Colombia, México y España.

Durante, su alocución Manes también resaltó el rol de la educación pública, en donde efectuó sus estudios primarios, secundarios y universitarios, y recordó con mucho cariño y emoción los años en los que asistió al Colegio San Martín.