“En la Argentina nos mentimos hace mucho tiempo”

El Cronista

El neurocientífico afirmó además que “No somos ricos en recursos naturales, ni estamos en vías de desarrollo”.El neurocientíco Facundo Manes advirtió que la Argentina está desde hace décadas en un bucle de
toma decisiones de recompensa inmediata e impulsiva frente al largo plazo. “Mi área de estudio es el lóbulo frontal, es la parte del cerebro que nos hace humanos, nos permite planicar, resistirla recompensa inmediata para el bien común del largo plazo y genera la capacidad de abstracción”, comenzó su explicacón Manes durante el programa de ayer de “Animales sueltos” de América. Para ejemplicarlo que nos sucede, Manes recordó un caso emblemáticos de la medicina que ocurrió en 1848 en Vermont, Nueva Inglaterra. “Había una persona que se llamaba Phineas Gage, era tímido, obsesivo en su trabajo,su familia,su religión. Era muy conable. Respetaba las reglas sociales. El estaba construyendo el ferrocarril hacia el norte, hacían explotar dinamita en las montañas para hacer el camino del tren Y tenía a cargo un grupo de gente. Un dia se pelean dos de sus empleados y explotan dinamita sin querer, con tal mala suerte que un erro le atraviesa el ojo y le vuela parte del lóbulo frontal a Gage. Lo llevan al hospital de Boston y llega vivo”, continuó el médico.

“Al tiempo podía hablar, podía hacer cálculos matemáticos. Todas las funciones intelectuales estaban bien. Pero luego se dieron cuenta para qué servía el lóbulo frontal, que es el que planica, porque Phineas se enloqueció. Totalmente desinhibido, manoseó a mujeres en el banco, lo echaron del trabajo, empezó a tomar decisiones de recompensa inmediata y totalmente impulsivo, no respetaba ninguna regla social”, aseguró Manes. “A veces pienso que la Argentina tiene un problema de lóbulo frontal, porque estamos permanentemente en lo mismo. Tomando esas decisiones y no las necesarias de largo plazo. Desde que soy chico, escucho estos temas: Fuga de capitales, el dólar, inación. Mi viejo tuvo los mismos problemas que yo”, advirtió. El cientíco trajo entonces a la mesa de “Animales sueltos” el término médico “Anosognosia”. “Es cuando el paciente viene al consultorio y la familia cuenta que le pasa algo al paciente, que está deprimido o tiene alguna condición. Y cuando se le pregunta al paciente el dice: “No tengo nada, me trae mi familia porque son unos exagerados”. Ese paciente no puede aprovechar los benecios de medicina moderna y tiene un mal pronóstico”, aclaró Manes. “El primer paso para recuperarse de una enfermedad es reconocerla. Si uno tiene diabetes y no se reconoce…no la puede curar. Anosognosia es la incapacidad para reconocerlos síntomas, mentirse. Y nosotros nos mentimos”, armó.

“La mayoría nos criamos pensando que somos un país riquísimo en recursos naturales, eso es mentira. Somos el país número 47 en recursos naturales. No somos tan ricos como pensamos que lo somos. Los argentinos pensamos que “como somos tan ricos en recursos naturales, estamos condenados al éxito. Son los malos dirigentes”.siguió. “La sociedad también se miente, aunque fuéramos el país más rico en recursos naturales, no es el motor de la economía ese. El motor de la economía es investigación y desarrollo, los países que se desarrollaron son los que más invirtieron en ese aspecto”, exclamó. Para Manes el segundo punto que nos mentimos es que desde que crecimos pensamos que somos un país en vías de desarrollo. “No somos un país en vías de desarrollo, no tenemos un proyecto de país para desarrollarnos. Tendremos unos economistas que lúcidamente nos dicen cómo estabilizarla economía, como crecer unos años, estabilizando las variables, pero no hay un plan de desarrollo”, aseveró. “Como ese paciente, estamos en Anosognosia desde hace demasiado tiempo”, concluyó Manes.