Visita a Córdoba

Universidad Nacional de Córdoba

Unas 1000 personas se acercaron a conocer la oferta de posgrado de la UNC, en la muestra de carreras que se desarrolló durante toda la jornada de ayer en el Pabellón Argentina. Balance positivo y gran afluencia de público en la charla del neurocientífico Facundo Manes, una de las actividades paralelas organizadas en el evento. Ante un auditorio colmado, el reconocido neurólogo y neurocientífico brindó su conferencia “Decir presente, hacer futuro” a sala llena en el Salón de Actos Francisco Delich de la UNC

Ya desde temprano, el Salón de Actos Francisco Delich de la UNC fue recibiendo a estudiantes, docentes y miembros del a comunidad en general para escuchar disertar a Facundo Manes. Para las 14:30, horario en el que estaba anunciada la charla, alrededor de 400 personas ya habían colmado la sala para recibirlo. Además, otro centenar de personas la siguió en vivo a través del streaming que brindó la Universidad.

Al comenzar, Manes destacó el rol histórico de la institución: “estamos en una Universidad muy importante en la historia de nuestro país y no puedo evitar emocionarme y, a la vez, sentirme inspirado”. En esta línea, fue tajante a la hora de ponderar a la educación pública: “me dio todo lo que tengo: mucho o poco, soy lo que soy por la educación pública argentina”.

La última visita de Manes a la UNC había sido en junio del año pasado, en el marco de las actividades realizadas en conmemoración del Centenario de la Reforma Universitaria. Esta vez, su conferencia llevó el nombre de su última publicación, “Decir presente, hacer futuro: la revolución del conocimiento como motor del proyecto argentino”, una especie de libro-brújula recientemente lanzado que busca “salir por arriba” de la trampa de la coyuntura en la que vivimos atrapados los argentinos, con el objetivo de crecer y avanzar más allá de las individualidades para apostar por el bienestar general.

En relación a esto, Manes se refirió a la situación actual del país: “me duele, me entristece. Veo que los argentinos estamos deprimidos como sociedad. Estamos apáticos, irritables, muchas veces no vemos una salida a nuestra situación”. ¿Y cómo salir de esa situación? Según el neurocientífico, de la depresión se sale “con un sueño, con propósitos realistas que nos hagan levantarnos cada día, que nos haga imaginar y trabajar para el futuro. Y yo estoy convencido de que ese sueño que nos tiene que unir más allá de todo, es el conocimiento”.

¿Y a qué se refiere con esto? A invertir en el capital humano, priorizar los cerebros en desarrollo, fortalecer el sistema educativo y universitario, promover la ciencia y la tecnología y vincularla con el sistema productivo. Según Manes “el mundo cambió y si no entendemos esto, vamos a quedar atrás. La verdad es que no somos un país tan rico como pensamos. Somos un país potencialmente rico. Tenemos materias primas. Pero hoy, en una economía global basada en el conocimiento, la riqueza de un país está en la capacidad de aprovechar y potenciar a sus hombres y sus mujeres, que son quienes pueden generar conocimiento, ideas, valor agregado a los bienes primarios. A lo largo de nuestra historia aplicamos diferentes políticas. Probamos casi todo. Y, sin embargo, todavía nos falta transitar uno de los caminos claves para el crecimiento sostenido: invertir, sistemática e inteligentemente, en ciencia, tecnología e innovación, y construir puentes muchísimos más sólidos entre conocimiento y producción”.

Aquí, volvió a resaltar el rol de la universidad: “es una institución clave: los países que construyen un sistema universitario amplio y fuerte que genere conocimiento original de calidad, tienen ventajas sobre el resto”.

Hacia el final de su charla, el neurólogo y neurocientífico apeló a la necesidad de “un acuerdo político que estabilice a la Argentina, basado en una visión y un plan estratégico de país para lograr así un sendero de desarrollo sostenido —y posible— que permita el bienestar de la población”. Y, para cerrar la conferencia, planteó una mirada optimista de cara al futuro: “yo sueño con que los historiadores del mañana puedan contar que en esta época en la Argentina, ocurrió una revolución del conocimiento que nos llevó a superar décadas de decadencia, niveles inmorales de pobreza y desigualdad”.

Una vez finalizada la charla, como suele suceder en cada una de sus visitas, Facundo Manes se quedó firmando libros, tomándose fotos y conversando con los asistentes que permanecieron en la sala para saludarlo.