#HambreNo

Personalidades de todos los sectores se unieron desde el colectivo #HambreNo para firmar una carta donde plantean la necesidad de declarar la emergencia alimentaria y exigen al próximo gobierno que asuma como prioridad resolver el problema del hambre en sus primeros 100 días de mandato. Estuvieron presentes Facundo Manes, Daniel Menéndez, Federico Berardi, Daniel Arroyo, Victoria Donda, Leonardo Grosso y Carlos Acaputo, y representantes de organizaciones sociales y barriales.

Se estima que aproximadamente 3 millones de personas sufren hambre en nuestro país. La mitad de ellos son niños, niñas y adolescentes. Este drama, junto con la malnutrición en todas sus formas, tienen un impacto en la salud en el presente y también en el futuro, afectando negativamente el desarrollo físico, cognitivo y emocional de las próximas generaciones.

Ante esta dramática situación, surgió la iniciativa #HambreNo, como continuación de la campaña que lanzó el año pasado el movimiento social Barrios de Pie, con un mensaje urgente, claro y conciso: “necesitamos que quien gane las elecciones este año, sea quien sea, asuma como prioridad resolver el problema del hambre en sus primeros 100 días de mandato”.

Para los firmantes, no es un problema de escasez de comida (la Argentina produce alimentos para 10 veces el tamaño de su población) ni de presupuesto, sino de organización y de distribución desigual. En este sentido, apelaron a la necesidad de “tomar de­finiciones políticas certeras, acertadas y comprometidas con la terrible realidad social que enfrentamos. Gobernar es priorizar y nada puede ser más urgente e indispensable que acabar con el hambre”.

Sobre el final del encuentro, invitaron a toda la sociedad a unirse a la causa firmando la carta en http://bit.do/eUnZi y subrayaron la necesidad de apelar a la empatía y dejar de lado las diferencias ideológicas en pos de la causa: “es imprescindible que las instituciones, los partidos políticos y toda la sociedad nos unamos para exigir un plan de emergencia alimentaria para hacer frente a este contexto crítico. Nadie puede ser indiferente”.